lunes, 16 de mayo de 2011

AINU



Los Ainu ("humano" en idioma ainu) son un grupo étnico indígena autóctono de Japón, también conocido como ezo o yezo en japonés antiguo y utari (palabra que significa camarada en idioma ainu). Sus orígenes, muy antiguos, no están claros; aunque probablemente tengan ancestros de tipo caucásico o australoide. Sus rasgos físicos se diferencian de los japoneses: la piel es más clara, el cabello rizado y abundante, e incluso algunos ainu tienen los ojos claros. Sin embargo, los grupos sanguineos son similares a los de la raza mongol, probablemente tras largos años de mestizaje con ellos.
Los ainu son animistas; para ellos, todo en la naturaleza tiene un Kamui (espiritu divino) en su interior. Hay una jerarquia de kamuis. El kamui más importante es la abuela Tierra (el fuego), luego están los kamuis de las montañas (animales terrestres) y los del mar (animales marinos).



La cultura tradicional ainu es muy diferente de la japonesa. Al alcanzar determinada edad es tradicional que los hombres dejen de afeitarse, por eso los ancianos lucen largas barbas. Hombres y mujeres se cortan el pelo a los lados de la cabeza a nivel de los honbros, mientras que en la parte posterior el corte es semicircular. En la pubertad, las mujeres se tatuan la boca, los brazos y los organos genitales externos. También forma parte de la tradición que ambos sexos lleven pendientes y collares, llamados tamasay.
Su alimentación consiste basicamente en carne de oso, zorro, lobo, tejón, buey y caballo, así como pescado, ave, mijo, verduras, hierbas y raices. Al contrario que sus más inmediatos vecinos, en su tradición culinaria no se contempla, en ningun plato, que coman pescado o carne crudos. Habitan en chozas techadas con cañas, las más grandes alcanzan casi los siete metros, sin habitaciones y con un lugar para el fuego en el centro; no tienen chimeneas, solo un agujero en el techo; las chozas disponen de una ventana en el lado oriental y dos puertas.



Actualmente estan censados unos 150.000 japoneses descendientes de esta etnis, aunque no se conoce el numero exacto, ya que muchos ainu escondieron sus origenes a sus propios hijos para protegerles del racismo nipon. Y es que las relaciones con los japoneses han sido bastante complicadas desde que se integraron oficialmente al pais en el siglo XIX. Durante el siglo XX, su cultura empezó a declinar por la influencia de la cultura japonesa y estadounidense. Sin embargo, desde 1973, los ainus cuentan con una representación en el parlamento japonés.
Texto extraido de : "Domo Arigato. Inspiraciones de Japón" 
Carmen Domingo Ed: OceanoAmbar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...